Todo sobre material, minimalismo y barefoot

martes, 18 de marzo de 2014

Crónica del Maratón de Barcelona 2014: La recompensa al trabajo

El maratón de Barcelona se presentaba como algo especial por varias cosas. En primer lugar, fue en aquel en el que mi padre consiguió su mejor marca en Maratón. Además había podido entrenar por fin durante un par de meses en condiciones. Hice una puesta a punto para aumentar mi VO2máx, y luego una preparación específica de 4 semanas de volumen más la semana de la carrera que es más tranquila. Han sido unos duros meses de entrenamiento bajo el frío y la lluvia en Oxford que ahora se verían puestos a prueba en una sola carrera.


En la preparación competí poco, un 5km en Oxford antes de empezar, y el medio maratón de Cartagena. Además de que hice MMP en mediomaratón con 1h17’, las sensaciones eran buenas, entrenando me encontraba fuerte como hacía tiempo que no lo hacía, y eso hacía presagiar una buena marca. En parte ya era hora, después de bajar de 3h hace 1 año y medio en mi 2º maratón y de repetir marca en 3 ocasiones más sin bajar apenas 1 minuto. Sabía que en mis piernas había una marca mejor…pero ¿cuánto mejor?. Cuando ya has hecho 2h58 en maratón, plantearse bajar 5 minutos es un mundo. Podría pagar la osadía de salir demasiado rápido y verme obligado a abandonar o terminar en pésimas condiciones. El caso es que después de muchas vueltas me conciencié de que estaba en condiciones de intentar hacer 2h50’.

La semana del maratón no fue buena. El martes tenía series de 1000m y no me encontré con ganas de “sufrir”, y lo dejé. Entrené sólo 3 días, muy suave. Aunque el test del sábado previo y los 4000’s habían ido bien. Además los últimos días por las noches sudaba mucho, no dormía bien, como si fuera a coger una gripe. El día previo al maratón habiendo dormido menos de 4h cogí el tren que tras 7 largas horas me dejó en Barcelona. Hotel y a la feria, gigante, muy bien organizada…pero salí de allí con un terrible dolor de cabeza. ¿Y si de verdad estaba poniéndome enfermo?. Ibuprofeno y a la cama.


A las 06:00h suena el despertador. Desayuno rápido, zumo bifrutas, barrita, plátano y poco más. Y me vuelvo a la cama. Me encanta dormir. A las 07:30h ya me levanto. Me calzo mis Newton MV2 que ya llevan casi 600km, me pongo todo y salgo hacia la salida. 2km de calentamiento y me meto en el cajón sub3h, bastante delante, no había mucha gente pues aún faltaban 15min al menos. Estoy tranquilo y me encuentro bien, no hay signos de la enfermedad temida. El día va a ser caluroso, a pesar de la hora, hace ya calor. A las 08:30h puntualmente se da la salida.


Empiezo dubitativo, sin muy buenas sensaciones en las piernas, algo pesado, tengo mucho mucho calor, sudo más de lo habitual, aún así marcando km a 4’00”. Procuro buscar un grupo que me lleve y proteja del viento. Pasamos el km5 en 20’10”, voy según lo previsto para pasar en 1h25’ el medio maratón. Pasamos el primer avituallamiento y me echo medio botellín por encima, y mano de santo, ya no vuelvo a tener calor. El perfil se hace descendente y vamos por la sombra entre edificios, los km pasan más rápido. Empiezo a encontrarme bien, y nos lanzamos hasta el km10 pasando en 39’55”. Algo rápido.


Sigo los siguientes kilómetros con buenas sensaciones. Cómodo. Los kilómetros siguen siendo en un perfil bueno, y pasamos el km15 como si nada. Primer gel, de los míos (High5 Isogel). Me sienta bien, empezamos una avenida de ida y vuelta de 2km entre el km18 y el km22. Paso el km20 en 1h19’37”, aún más rápido, y el medio maratón en 1h24’07”. Lo bueno es que tengo margen por si pincho para intentar bajar de 2h50’, lo malo es que se me hace muy rápido ese ritmo y aún quedan otros 21km. Cojo un gel en el km22,5 de los de la organización (GU) y lo guardo hasta el km25 donde tenía previsto tomarlo, pero no puedo hasta el km26. Al echármelo a la boca pienso “la has cagado”, muy denso y pastoso casi me atraganto, consigo tragarlo con un sorbo de agua y la sensación va pasando. Tengo un amago de “flato”, pero se pasa. El caso es que a nivel energético me sienta genial. Sigo yendo rápido, paso el km30 en 1h59’00”, un minuto de ventaja sobre el ritmo de 4’/km que me llevaría a 2h48’50”.


En torno al km30 empieza de verdad el calor, ya no hay tanta sombra, y cuesta mantener el ritmo. Mi objetivo es seguir a 4’00” el máximo de km posibles para mantener el colchón. Paso a muchos corredores que van peor que yo y eso, aunque sea cruel, anima. En el km32 cojo otro gel GU y me lo tomo en el km33. Ya iba preparado para la sensación pastosa y bebo más agua, y me vuelve a sentar genial. Sigo marcando ritmos de 4’, llego al km35 en 2h19’15”. Ahora ya cuento km a km. Paso corredores con calambres y me chequeo y veo que me puede dar uno en cualquier sitio y en cualquier momento, dejo de hacer caso a los “fantasmas” y sigo a lo mío. Algunos pasan más rápido y otros menos, un repecho en el km 36, una bajada en el 37. Y así llegamos al km39. Empiezo a encontrarme justo de fuerzas. Echo cuentas y podría intentar hacer 2h47 largas si aprieto.


Y entonces me encuentro que los últimos 3km son en continua subida. Muerto. Decido reservar y mantener un ritmo honroso que me garantice una marca para mí impensable hace un par de meses. Sigo adelantando gente. Empiezo a saborear la satisfacción de lo que voy a lograr. Después de los 3km más duros de mi vida ya se huele a meta. Llegamos a la Plaza de España y giramos a la izquierda. Ya se ve la multitud agolpada a los lados, y al fondo el arco de meta con el reloj. No aprieto ni aflojo, disfruto del momento. Alzo la vista y los puños al cielo, cierro los ojos, esucho, siento, toco, saboreo y huelo la satisfacción de haber logrado algo grande. Entro en meta. 2h48’35”.

video

Hasta unos segundos después de cruzar la meta no llego a comprender lo que he conseguido. He bajado 10 minutos mi marca en maratón, he hecho una carrera casi perfecta igualando el tiempo de la primera mitad en la segunda. Se me hace un nudo en la garganta y disfruto del momento con una alegría absoluta e indescriptible.


Por último dar las gracias a mi mujer, Mar, que ha asumido con interés la tarea de ser mi entrenadora desde hace un par de meses. Los resultados están ahí, MMP en medio maratón 10 años después y MMP en maratón bajando 10 minutos. GRACIAS!


En cuanto al recorrido, además del calor que tuvimos que soportar, decir que no es para nada tan llano como Valencia, Sevilla o incluso Castellón, Málaga o Murcia. De los 7 que he corrido, salvo Madrid, este es el siguiente que tiene más cuestas. Son todo avenidas grandes que invitan a correr, pero no es muy llano. La organización de 10, avituallamientos larguísimos, con todo en todos ellos (agua, powerade, frutos secos, fruta, vaselina, etc). Muchos voluntarios, buen corte de tráfico, todo muy ágil y efectivo. En cuanto a los barceloneses, un 10, muchísima animación a pesar de haber empezado a las 08:30h, más que en Madrid diría yo. Gracias a ellos también. Un maratón que hay que correr.

14 comentarios:

  1. Enhorabuena, este es tu año, yo a ese tambien le tengo ganas, pero la fecha y el curro lo hace incompatible, algun dia. Un saludico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!. Si, es un maratón que hay que correr algún día. Las comunicaciones son mejores que en otras ciudades y es fácil ir sabado y volver domingo en tren por ejemplo. El ambiente es espectacular. Un maratón a la altura de los europeos. Enhorabuena por tu bus de 2h en el medio maratón de Murcia.

      Eliminar
  2. ¡¡Enhorabuena!! Un gran maratón.
    Yo correré mi segundo maratón el próximo abril en Madrid y el primero con minimalistas, a ver si también consigo superarme.
    Un saludo y enhorabuena también por el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!. Mapoma fue mi primer maratón y siempre será especial. Si alguna vez repito algún maratón, además del de Murcia, será Madrid sin duda. Es para ir a no pensar en la marca, a disfrutar del recorrido y del ambiente. Me encanta. Mucha suerte en tu primer maratón minimalista, seguro que lo haces muy bien. Saludos.

      Eliminar
  3. Muchas felicidades Emilio. En cuanto termines el Ultra Mont Blanc , y te centres en marathón, te veo en 2:40. Enlazada tu crónica en la web del club.
    Un abrazo, campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!. Si, el reto de este año está claro que es Ultra Mont Blanc. En otoño veremos si puedo volver a atacar esa marca, aunque está difícil y 2h40 son palabras mayores. Ahora bajar cada minuto será una guerra. Tú lo sabes que ya corriste en tiempos mejores que ese. A ver si nos vemos en la Ruta de las Fortalezas. Un abrazo!

      Eliminar
  4. Enhorabuena maquina, vaya ritmos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!. La verdad es que cuesta hacerse a la idea de ir por debajo de 4 durante todo ese tiempo, luego en la prácitca el nivel de esfuerzo no es mucho mayor que para ir a 4'15 o 4'20 pero claro que el estado de forma influye en eso. Saludos.

      Eliminar
  5. enhorabuena, esta marca ya es de otra galaxia, que bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias crack!. Va saliendo el entreno. Poco a poco. Hace tiempo que no coincidimos. A ver si nos vemos. Saludos.

      Eliminar
  6. Felicidades a todos los que lograron completar esta hazaña!! Ya sea en 2:40 o en 5 horas, la fuerza mental que hay que tener para completar una maratón es toda una experiencia por la que hay que pasar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente mi enhorabuena a todos los finisher, e incluso a los que tuvieron el valor de ponerse en la línea de salida y no pudieron conseguirlo, porque ya tiene mérito enfrentarse y entrenar para un maratón, sin necesidad de acabarlo para tener todo mi respeto. Saludos.

      Eliminar