Todo sobre material, minimalismo y barefoot

miércoles, 15 de mayo de 2013

Crónica de la IV Ruta de las Fortalezas

El pasado 21 de Abril se celebró en Cartagena la IV Ruta de las Fortalezas, una prueba que ha ido adquiriendo prestigio y que en sólo cuatro ediciones se coloca como referente nacional del ultrafondo de iniciación. Con más de 2000 plazas agotadas en pocas horas desde la apertura de las inscripciones el primer mensaje es para la organización, que debe espabilar y crear un sistema de inscripción acorde a la calidad de la prueba y que permita tener las mismas opciones a todos los interesados. En este sentido el sistema se colapsó y fue el único punto negativo para una organización casi perfecta.

De izquierda a derecha: Yo, Yeray, Javi, Miguel Angel y Fernando,
más José Ramón y Ramón que participaron del proyecto en todo momento
En lo personal era la primera vez que corría esta prueba, pues a pesar de ser en mi tierra y ser muy atractiva no había podido otros años por diferentes razones. Poco después de hacer la inscripción, mi amigo Miguel Ángel me propuso participar en un equipo combinado con integrantes del Club Marathon Cartagena (Fernando Quesada y yo mismo) y del Club de Atletismo la Manga (Miguel Ángel, Yeray y Fco Javier). No lo dudé ni un instante y acepté de inmediato. Salir sólo a buscar tu límite en tu primer intento en una prueba de estas características en tu propia tierra puede ser casi suicida si no tienes mucha cabeza, participar en equipo te permite regular esfuerzos, y desarrollar valores como el compañerismo, la solidaridad, y convertir este deporte nuestro que tan individual resulta en algo más colectivo. Además el caramelo de tener un equipo competitivo que nos permitía luchar por la general por equipos era el detalle final para decidirse. El equipo fue bautizado como "Galeotes de Levante" y sin hacer ruido hicimos todos una puesta a punto perfecta para rendir al 100% el día de la prueba.
La prueba, para el que no la conozca, discurre por las colinas que circundan Cartagena, haciendo cumbre en las fortalezas militares más emblemáticas de la ciudad. 51km y unos 1700m de desnivel positivo, con la parte más dura para el final, mucho asfalto y pocos tramos técnicos. Un entorno precioso con vistas espectaculares, más de 2000 corredores y una ciudad volcada en animar. Todos los ingredientes perfectos.


Equipado con mis Inov-8 Trailroc 245 tomamos la salida a las 08:00h. Todos conocíamos el recorrido, algunos lo habían entrenado más que otros, pero éramos unos principiantes en esta carrera y esa podía ser nuestra perdición. Entre los equipos favoritos destacaban Runtriton que el año pasado acabó 2º pero que presentaba un equipazo, y BDM-Xtrem Fontanería Martínez, campeones del año pasado, mermados por las lesiones, pero siempre a tener en cuenta. Nosotros al contrario podíamos presumir de que sólo 2 de nuestro integrantes había corrido antes la carrera (Javi y Miguel Angel), y que otros 2 no habían corrido nunca más de 42km (Yeray y Fernando). Pero confiábamos en nuestra determinación y capacidad de sacrificio.


Salimos alegres, marcando kilómetros en 4'15", hasta llegar al primer pico, el monte Calvario. Nos pusimos algo nerviosos al ver a otro equipo desconocido, de la brigada paracaidista, por delante nuestra, marcando de cerca a Runtritón que se colocaron primeros desde el inicio. Detrás de nosotros, muy de cerca, BDM-Xtreme. La subida al Calvario según lo planeado, andando los tramos que habíamos acordado, parecíamos unos veteranos estrategas, y viendo que los de atrás se nos arrimaban, supimos mantener la calma. Bajamos tranquilos cediendo algún puesto y enseguida empezamos la ascensión a San Julián, una subida que no me gustaba en especial, es pronto y tienes fuerzas, pero asciendes más de 300m de forma contínua por pendientes que te permiten correr, pero que si te dejas llevar, lo acabas pagando. Me encontraba bien, y mis compañeros igual o mejor, Fernando en cabeza, como siempre, y Miguel Angel acarreando una periostitis pero siempre dando la cara delante. 


Tras subir a San Julián vemos que el tiempo marcado está por delante de lo que habíamos pensado para bajar de 5h, nuestro objetivo. Ahora venía nuestro terreno, 12km de terreno llano donde marcar ritmos para coger margen de cara a las subidas y bajadas técnicas, nuestro punto flaco. Así fue, como locomotoras por toda la zona de Cala Cortina, el puerto, subida al Castillo de los Patos, Calle Real, hasta llegar a Fajardo, km25. En ese momento y casi desde el principio mantenemos la 2ª posición de la general por equipos, detrás de Runtritón a unos 2 minutos, y por delante de BDM unos 2 minutos. Subir y bajar de Galeras también es nuestro terreno, pendientes suaves que permiten correr. Seguimos metiendo ritmo y abrimos algo de brecha con los terceros. Vamos muy por delante del tiempo marcado para 5:00h, veremos si no lo pagamos. 

Bajamos Galeras en dirección al monte Atalaya (km35). Todos sabemos que ahí es donde empieza y se decide la carrera, donde los eufóricos lo pagan y donde los conservadores se meriendan a los cadáveres. ¿De cuál de los dos grupos seremos?. No vemos muy sobrados de fuerzas, pero no hay problemas físicos evidentes. Fernando y Javi acusan el esfuerzo, pero siguen empujando como campeones. En la subida vemos que llevamos los mismos 2 minutos de retraso con los líderes, pero que nuestros perseguidores han bajado el ritmo y les sacamos ya varios minutos. Buen colchón por si algo pasa. Me veo fuerte, cumplo mi labor de capitán del equipo como mejor sé, y llegamos arriba de Atalaya mejor de lo que pensábamos. 


En cada control, en cada cruce, en cada avituallamiento, no hacen otra cosa que repetirnos que llevamos a los primeros a menos de 2 minutos y que van muy castigados. No lo dudamos, pero sabemos que nosotros estamos al menos tan mal como ellos, y que la distancia no se ha reducido por mucho que hemos apretado. Por detrás no se ve al tercer equipo. Subimos a Tentegorra ya saboreando un podium que aún teníamos que ganar. Nos animamos entre nosotros. En la útlima subida, la más técnica, el monte Roldán, las diferencias son menores, todos subimos andando y la bajada no deja lanzarse muy a lo loco. 


Conforme llegamos al inicio de la subida, km43, Fernando parece decaer, como dando el objetivo por cumplido, pero aún faltan 8 kilómetros que nos van a llevar casi una hora para cumplirlos. En ese momento es donde aparece la garra, el tesón y el coraje y lo veo luchar con las fuerzas que ya casi no tiene. Todos nos ayudamos, somos un equipo de verdad, una piña, subimos juntos y no cada uno a su ritmo, subimos como si fuéramos sólo un corredor.


Llegamos arriba. Una sonrisa se adivina en nuestros rostros. Tenemos distancia de sobra para garantizar el segundo puesto, y Runtritón sigue a unos 4 minutos, pero no podemos recortarles. Empezamos la bajada y se me ocurre una maldad. Bajo durante 2km a todo lo que doy y pillo a los compañeros del equipo líder, que se llevan un buen susto al verme. Nosotros, unos desconocidos que no contábamos en las quinielas para nadie, les hemos hecho sudar hasta la última gota de sudor. Los alcanzo y les tranquilizo diciéndoles que simplemente es para darles la enhorabuena por ganar, que se lo merecen y que han hecho una gran carrera. Respiran aliviados. Nuestra bajada es casi más lenta que nuestra subida, y aparecen amagos de calambres en casi todos nosotros, pero dosificamos como podemos y vamos bajando sin incidencias. 


Llegamos de nuevo a Tentegorra y ya oímos la megafonía de meta. Miramos el crono y vamos a conseguir nuestro objetivo. La euforia nos invade. Bajamos como si acabáramos de empezar a correr y no lleváramos 50km en nuestras piernas. Entramos en el cuartel, se hace interminable, otra curva, otra, otra. Y de pronto, ya se ve la meta. Si al terminar un ultra con el esfuerzo individual experimentas miles de sensaciones, es indescriptible experimentar en uno mismo la alegría de todos los compañeros, el sufrimiento y la satisfacción compartida y multiplicada por cinco, cinco personas sencillas que han dado todo lo que tenían en su interior, no por sí mismos, sino por el que tienen al lado, y que han sido capaces de esforzarse más de lo que habrían hecho si sólo el éxito personal estuviera de por medio. Ésto sólo se consigue juntando a cinco personas buenas, generosas y desinteresadas, y en éste equipo había mucho de todo eso. Nos ponemos en paralelo y alzamos los brazos al cielo. Satisfacción en estado puro. 4h50'. 


Llegamos y nos fundimos en un abrazo que exterioriza y expresa todo lo vivido durante la preparación y durante la carrera. No hacen falta palabras. Algunos nos conocemos desde hace menos de un mes, pero es como si hubiéramos compartido años de amistad. 

video

Felicitamos al equipo ganador, se lo merecen, han liderado la carrera de inicio a fin y sus integrantes, uno por uno, eran superiores a nosotros. Vemos llegar al tercer equipo BDM-Xtreme, que en un ejemplo de compañerismo han permanecido juntos hasta el final a pesar de estar muy mermados físicamente varios de sus integrantes. Bravo por ellos!. Merecida cerveza y masaje. Ducha en casa. Reflexiones. Alegría. Y unas horas después, aplaudiendo al último clasificado, que tiene el mismo mérito o más que el primero de ellos. 


Recogemos nuestro trofeo, el "Fortachín" emblemático de esta carrera. Gracias compañeros porque sin vosotros nunca tendría uno. Pero sin duda, lo más importante que me llevo de esta carrera, además de las experiencias, sentimientos y sensaciones vividas, es la amistad de cuatro personas que durante casi 5 horas de su vida lo dieron todo por mí, y por el resto de compañeros, de manera incondicional, y por ello les estaré agradecido el resto de mi vida. 




9 comentarios:

  1. Enhorabuena, un placer compartir algunos kms

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!. Un placer también para mi correr junto a ti. Saludos

      Eliminar
  2. Muy buena cronica Emilio, eres un gran corredor, pero mejor persona. Gracias por tu felicitacion y enhorabuena tambien a vosotros....fuisteis unos grandes "rivales", pero sobre todo un gran equipo. Nos vemos por el asfalto Makina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi!. Vosotros llevabais un equipazo y os merecéis la victoria al 100% por todo lo sufrido. Tú también eres un auténtico crack, como corredor y como persona. Te deseo lo mejor. Nos vemos!

      Eliminar
  3. Jeje buena estrategia y menudo susto se llevarian, ostia que nos cogen llegando a meta, muy bueno y gran carrera. Un saludico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Gracias Paco. Estuvo muy bien y además me dio la oportunidad de felicitarlos por adelantado, que nadie antes lo había podido hacer en ninguna edición de la RDLF. Un saludo.

      Eliminar
  4. Flipaooooooo!!! Jajajajaj. Quien sere??, xD. Cariiiiiiiiño!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, a ver si te voy a tener que banear!. jaja. Te han gustado todas las fotos en las que sale tu marido?. 4h38' y dejarnos tirados no es razón para que se merezca ni salir en una, jaja. Vaya carrerón que hizo el "piernas ligeras".

      Eliminar
  5. Sabia q t ibas a pensar q era mi novia. Jajajaj. Q juego me va a dar esto del anonimato!!xD. Q me pongas en las fotos!!!

    ResponderEliminar