Todo sobre material, minimalismo y barefoot

miércoles, 6 de noviembre de 2013

I Maratón de Murcia: la crónica

El pasado domingo 03 de Noviembre se celebró el I Maratón de Murcia, del que ya hice una previa hace unos días. A las 06:30h suena el despertador, desayuno lo justo (vaso de zumo, bollito y barrita energética) y vuelvo a la cama. A las 07:30h ya me levanto. He dormido muy bien, será que me voy acostumbrando a esto de correr maratones, que ya me pongo menos nervioso (o será que no me juego la planificación de todo un año al no prepararla de forma específica). 


Me calzo mis New Balance MT00, las elegidas también hace 1 año en Valencia para mi primer maratón sub3h, con las que participaré en la carrera, mi equipación del Club Marathon Cartagena, mis calcetines Injinji Run 2.0, y mi Garmin 910XT. Iba a llevar portadorsal con geles pero pienso lo que pienso y al final lo dejo en casa. 


En la salida un gran ambiente, con muchísimas caras conocidas, mi familia animando, toda una fiesta del running. El día ya pinta caluroso, en tirantes se está bien, sin pasar frío. A las 08:30h se toma la salida de forma puntual. Los primeros 3 kilómetros discurren en ligero ascenso hasta la fábrica de Estrella de Levante (patrocinador oficial) para luego volver al centro de Murcia donde todo el recorrido es bastante llano. Salgo bien de ritmo, conservador los 3 primeros km, pero luego en la bajada tendida me lanzo un poco más de la cuenta. El globo de 3h está justo detrás de mi, así que tan rápido no debo ir. Pasamos el km5 en 20'50", casi medio minuto más rápido del ritmo objetivo. Ya estamos. Del km5 al km10 vamos por el centro, con mucho ambiente, llego al km10 en 41'30", muy rápido. 

Fotografía cedida por Esther Sánchez
Entre el km10 y el km20 veo un par de veces a mi mujer en la puerta del Hospital Reina Sofía, donde trabajo, y algún conocido más. Paso por el avituallamiento de mi club, que anima a rabiar. Correr en casa tiene cosas buenas pero hay que contenerse porque con tantos ánimos y motivaciones uno va lanzado. Tomo un gel en el km15. En el km19 otra vez mi familia, y de nuevo en el km21 al paso por el Corte Inglés y el medio maratón, que paso en 1h28'00". Ya empieza a hacer calor. Voy con un grupo muy bueno de Fondistas de Alcantarilla que marcan un ritmo constante y vamos adelantando gente. 


Llegamos al punto donde tomamos la salida, y terminamos la primera vuelta, que tiene 24km. Me encuentro bien, el calor aprieta, pero las sensaciones son buenas. En el km25 iba a tomar otro gel, pero decido guardarlo para el km30. Sigo con el grupo, paso la Gran Vía y veo otra vez a los míos. En el km27 veo nuevamente a mi mujer. Llego al km28 en 1h56' o así, con más de 3 minutos de margen con las 3h, pero ahí tengo un bajón importante. Me despego del grupo, y empiezo a sufrir de verdad. Paso 4 o 5km malos de verdad, costándome hacer los kilómetros más cerca de 4'30" que de 5'. Tomo un gel en el km30 por si obra el milagro. Todo el margen que tenía se va por la borda. Si sigo así no lo voy a conseguir. 


En el km32 veo a mi mujer y le digo a las claras que no voy. Se preocupa. Es la zona menos animada de la carrera por Ronda Sur, me esperan 5km terribles, y ya estamos a 26ºC y subiendo. En torno al km33 empiezo a encontrarme menos mal, que no bien, pero puedo mantener un ritmo en torno a 4'25"-4'30". Echo cuentas y si hago todos los kilómetros que quedan a menos de 4'30" puede que llegue en 3h. Es el momento en el que muchos se rinden, se dan por vencidos y se dejan ir a más de 5'/km, pero es el momento en el que yo decido sufrir por lograr mi objetivo, por hacer realidad lo que me he propuesto. Aprieto los dientes y vamos km a km  a ver si hay cojones.

Fotografía de Ramón Sobrino 
Me mantengo con altibajos hasta el km37, entramos en la Gran Vía y vuelve a haber mucha gente animando, otra vez mi familia, llegados a este punto lo tengo que lograr. Sigo en tiempo, muy justo, para entrar en 3h. Hasta el km40 es una zona muy animada, se pasa volando. Habréis oído muchas veces eso de que el maratón son 30km que se hacen con las piernas, 10km con la cabeza, 2km con el corazón, y 195 metros con lágrimas en los ojos. En este maratón ha cobrado especial sentido esa frase al 100%. Siempre he dicho que llegados al km40, el que no lo consigue es porque se ha rendido hace ya mucho, en ese punto en mis 5 participaciones lo he visto ya hecho, y nunca me he planteado cambiar de objetivo a esas alturas. 


Y en este maratón sucede por primera vez. Salimos de la Circular a Ronda Norte y aparece un viento en contra brutal, sigo la estela del que va delante pero parece que no avanzamos. Mi mente me pide más de una decena de veces en menos de 500 metros dejar de intentarlo, abandonar la lucha, y llegar en 3h01 sin someterme a ese sobre-esfuerzo que ya me ha sostenido durante 12 kilómetros. Pero ahí es cuando sale el maratoniano que llevas dentro y decides que si estás ahí en ese momento no es para otra cosa que para lograrlo. Aparece el cartel del km41, 2h54'40". Ya está.


Al girar la esquina miro al suelo antes de alzar la vista en busca del arco de meta. Entre los corredores que voy adelantando veo unas Saucony Hattori LC, ¡ostras!, un minimalista. Lo que menos me había importado de toda la carrera se presenta delante de mí a falta de un kilómetro como excusa para sacar de dentro el último gramo de energía que me queda. No sé cuántos minimalistas llevo delante ni en verdad mi importa, pero en esa situación no me queda otra que acelerar y acelerar para luchar por no perder ese puesto en un posible podium. Ya se ve la meta. Vuelve esa sensación de anestesia total y descomunal satisfacción que te invade cada vez que completas una gesta como esta. Disfruto del momento, alzo los brazos al cielo, dibujo un corazón con mis manos como dedicatoria a mi mujer y entro en meta. 2h59'30". Objetivo conseguido!.


Ya en meta me encuentro con mi familia, con muchos amigos (no los nombro a todos porque seguro que alguno me dejo, pero todos los que hablasteis conmigo en la zona de meta sabéis quiénes sois). Me doy un merecido masaje, y me dicen que he quedado 1º en categoría barefoot-minimalista. Un premio que a nivel social me dice poco ya que no tengo muy claro que haya que diferenciarnos por el tipo de calzado, y menos en asfalto, pero que me sirve personalmente a mi como recompensa a estos 2 años de transición y adaptación, de perfeccionamiento de la técnica y de saber que aunque no haya categoría específica hubiera corrido con minimalistas tal y como hice hace 1 año en Valencia (por si alguien piensa que los que participamos en esta categoría es por el trofeo). El mayor trofeo es disfrutar de cada paso, de cada zancada, utilizando los millones de terminaciones nerviosas de nuestros pies para sentir cada milímetro del terreno, y poner en funcionamiento la perfecta obra de ingeniería que es el pie y el cuerpo humano. Y si tengo que dedicar a alguien la victoria en esa categoría, es sin duda a todos los lectores de este blog, para que os sirva de motivación para plantearos retos y lograrlos, sean cuales sean las dificultades.


Esperamos ante un sol abrasador a más de 30ºC la entrega de trofeos que llega con algo de retraso. 5º maratón terminado (el mejor trofeo que gané el domingo tendrá que esperar a Junio, el "Peralico de Plata"), 3º sub3h. Y como dicen: "A rey muerto, rey puesto", a preparar el Maratón de Málaga que lo tenemos aquí en menos de 5 semanas.


  

10 comentarios:

  1. Enhorabuena por la marca y por el trofeo. Se hizo duro con el calor y ese viento... Veo mi hueco en el podium, ya era muy tarde y la familia esperaba. Nos vemos por la mota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!. Una pena no poder compartir podium contigo, es verdad que la organización falló un poco en eso proque fue más de media hora de retraso e iba muy lenta la entrega, cuando la gente tenía que irse a comer. Se vieron varios podios medio vacíos por esta eventualidad. Nos vemos por la mota!. Saludos.

      Eliminar
  2. Enhorabuena Emilio, gran carrera. El como te agarraste al objetivo durante mucho tiempo sufriendo, me parece de gran merito. Un gran tiempo y encima la guinda del podium minimalista que, aunque pueda parecer una anecdota, me imagino que para ti habrá sido importante despues de todo el tiempo y esfuerzo invertido. Lo dicho, grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!. Efectivamente creo que el gran mérito es luchar por lograr lo que te has propuesto, y el domingo me salió bien, otros días no se puede. Lo del podium es justo lo que dices, una guinda. Saludos.

      Eliminar
  3. Aun te quedaban fuerzas para ir fijandote en las zapas de los rivales jeje. Un saludico y felicidades, Malaga nos espera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Gracias. La verdad es que no me fije en ningún momento en las zapatillas, pero al girar por Juan Carlos I agaché la cabeza y dió la casualidad de que las ví. En Málaga a ver si nos hace más fresquito. Nos vemos allí el sábado o el domingo. Saludos.

      Eliminar
  4. emilio, muy bien, conseguir un sub3 tiene que ser la hostia, y en casa ya la rehostia, me alegro muchisimo, te lo mereces y ahora a por malaga a volver a hacer otro sub3 maquina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola crack!. Muchas gracias!. Tu has estado cerca del sub3h y quizás algún día te salga y lo hagas. Especial por ser en Murcia en el primer maratón de aquí. Ahora en Málaga arriesgaré un poco más a ver si sale un 2h55 o algo así que ya va tocando. Saludos.

      Eliminar
  5. Ese marcón con esas zapatillas, es todo un lujo. ¡Como tienes los gemelos! Nos vemos, campeón y felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ramón. Los gemelos van bien, aunque creo que cada vez los tengo más gruesos, jeje. Nos vemos pronto por alguna carrerita, y sino en la San Silvestre más antigua de la Región. Saludos.

      Eliminar