Todo sobre material, minimalismo y barefoot

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Top 5: zapatillas amortiguadas

Hoy, 12/12/12, comenzamos nuestra particular clasificación de las mejores zapatillas de 2012. A lo largo de este mes de Diciembre haremos el ranking top 5 de las que a nuestro juicio han sido las mejores zapatillas en cada uno de sus segmentos (amortiguadas, transición y minimalistas) y para cada uno de los terrenos (asfalto, trail running, y montaña), para finalizar con un top 10 global para nombrar a la mejor zapatilla de todo el 2012.


Comenzamos con el segmento de zapatillas amortiguadas, con un drop superior a 4mm o bien con un grosor de suela superior a 2cm. Todas las zapatillas de este top han sido analizadas en el blog, pero repasemos una a una las mejores amortiguadas de 2012:

Top5: Adidas Adizero Feather
La Adidas Adizero Feather fue un lanzamiento rompedor, una voladora de 190gr pero con una suela del grosor de una amortiguada convencional. Con un drop clásico de 11-12mm no es la mejor opción si queremos correr minimalista, pero ofrecen unas características que pocas zapatillas consiguen. El upper es ligero y amplio en la puntera, con buen espacio para los dedos. Y lo más destacable es su respuesta, te expulsan del suelo hacia delante. Una revolución para aquellos que con una pisada convencional queríamos correr hasta una media maratón con una zapatilla de menos de 200gr. Fueron mis últimas amortiguadas, y aún las uso para algunas series cuando voy muy cargado de gemelos, siempre respetando una técnica natural.


Top4: Saucony Xodus 3.0
La Xodus 3.0 es, además de probablemente la mejor zapatilla de montaña del mercado, una revolución que ha acercado a los montañeros al mundo del minimalismo. Reduciendo el drop a unos excelentes 4mm, aún conservando una suela gruesa, protectora, y que no transmite un buen feedback del terreno, ha conseguido de forma inconsciente adaptar a nivel musculo-tendinoso a miles de corredores haciendo un primer paso de la transición. El siguiente escalón es reducir el grosor de suela, y luego el drop, pero en montaña la transición es larga y la Xodus 3.0 no es una mala opción si de largas distancias estamos hablando.


Top3: Saucony Kinvara 3
La zapatilla que revolucionó el running con su primera versión, rompiendo con el dogma de un drop elevado para largas distancias y un drop moderado para las voladoras. Kinvara surgió como una zapatilla de poco más de 200gr con la que podrías correr un maratón por el grosor de su suela (convencional), pero que tenía la ligereza de una voladora, y un perfil muy plano, con 4mm de caída de talón a punta. Muchos fueron los escépticos, pero miles los encantados con la idea. Con su tercera versión se han superado, han mejorado la durabilidad del upper y de la suela, el ajuste y ligereza, haciendola una zapatilla de competición imprescindible para cualquier usuario de amortiguadas, y una grandísima opción como zapatilla de transición si optamos por no bajar nuestro kilometráje, para entrenar adquiriendo una mejor técnica de carrera mientras hacemos salidas cortas con zapatillas completamente minimalistas o descalzos un par de dias por semana.


Top2: GoLite TR63
Casi en lo alto del top 5 metemos la GoLite TR63, la primera zapatilla amortiguada (casi 3cm de suela) para montaña pura y dura (como desearíamos tener ese dibujo en nuestras Merrell), pero con cero drop. Una gran opción para cualquier corredor de montaña y en especial para aquellos que aún adaptándose se planteen algún ultra muy rocoso donde el pie necesita adaptación pasadas unas cuantas horas y no se soportan las piedras. Con su perfil completamente plano favorece una pisada más natural, y a su vez nos da toda la protección que podamos necesitar. Todo culminado con una suela Vibram y un taqueado excelente. Una gran zapatilla.


Top 1: New Balance RC5000
Por último encabezando el top nos hemos decantado por la New Balance RC5000. Por conseguir desbancar a la Mizuno Wave Universe 4 como zapatilla más ligera del mundo, zapatilla que junto con sus predecesoras llevaba 2 décadas presumiendo de tal honor. Tal fue el palo para Mizuno que se han apresurado en desarrollar la Wave Universe 5 para el próximo 2013 y así recuperar el "honor" de tener la zapatilla convencional más ligera del mundo. New Balance hace las cosas bien en minimalistas, y también en convencionales. Tenemos ante nosotros una zapatilla de 88gr, con un drop escaso y un upper adaptable, con un agarre excepcional, ideal para los que priman el rendimiento el día de la competición y quieren una ganadora. Además se puede comprar por unos 60€ mientras que la Wave Universe 5, muy atractiva, no bajará de 140€.


En la próxima entrada publicaremos nuestro top 5 de zapatillas de transición. Se admiten votos/sugerencias en los comentarios de esta entrada que serán tenidos en cuenta por el jurado. 

3 comentarios: